De nuestros valores y otras cosas perdidas

Por Yanira Martinez

“El mundo sufre porque no hay tiempo para los hijos, no hay tiempo para los esposos, no hay tiempo para disfrutar la compañía de otros.

Madre Teresa de Calcuta

Hoy leyendo el periódico me llamo la atención un artículo que hacía referencia a dos casos recientes de asesinatos en mi adorada isla. Uno el de un joven asesinado por un golpe no intencional en un juego de baloncesto. El otro el de un hombre a consecuencia de alegadamente haberle derramado un trago a otro de forma accidental. ¿Hasta dónde va a llegar nuestra intolerancia?

Inmediatamente se hace referencia a la pobre inteligencia emocional, al aprendizaje de solucionar la frustración con violencia y claro está, también se menciona el fácil acceso a las armas de fuego. Estos fueron algunos de los factores que mencionaron especialistas de salud mental, como los que provocan el tipo de asesinatos antes señalados.

En mi opinión la raíz es aún más profunda. Estamos viviendo en una sociedad donde se han perdido todo tipo de valores. Y este no es solo un problema en Puerto Rico, que eso quede claro. Lamentablemente es una situación que trasciende a mi adorada isla.

La definición básica nos indica que los valores son aquellos principios que permiten orientar nuestro comportamiento en función de realizarnos como personas. Son creencias fundamentales que nos ayudan a preferir, apreciar y decidir cosas en lugar de otras, o ciertos comportamientos. Son la base para vivir en comunidad y relacionarnos con las demás personas. Permiten regular nuestra conducta para el bienestar colectivo y una convivencia armoniosa. En este caso, en la institución social más básica, que es la familia. Los Valores familiares se establecen mediante las relaciones personales que crean afinidad de sentimientos, de afectos e intereses que se basan en el respeto mutuo de los integrantes. La familia es el lugar de donde se aprende a vivir los grandes valores; el lugar donde nos instruimos para ser personas y es la comunidad donde desde la infancia se enseñan.

Hago referencia a esta información a modo de retomar la importancia de la enseñanza de los valores a nuestros hijos. Como decía la Madre Teresa, hoy día no tenemos tiempo para nada. Estamos muy ocupados para dedicarles tiempo de calidad a nuestros hijos o para simplemente disfrutar la compañía de otro. La crianza de los hijos en muchos hogares ha pasado a estar a cargo de un aparato electrónico. Es mas fácil mantenerlos ocupados en otras cosas que detenernos un momento y dedicarle tiempo para ensenarles las cosas básicas de la convivencia.

Mucho se habla de la responsabilidad del gobierno. Pero y ¿dónde queda la nuestra? Traemos hijos al mundo para ser educados y disciplinados, ¿por quién? Hay muchas cosas pasando fuera de las cuatro paredes de nuestra casa. Pero estoy segura que si educamos ciudadanos de bien, seres humanos compasivos y empáticos con el dolor del otro, los buenos seriamos aún más.

Retomando la Navidad

“No es verdad que me dé náuseas la navidad

Me conmueve la madre

El niño, la mula y el buey

Lo que pasa es que estalla

Una bomba en noche en la noche de paz…”

Por Yanira Martinez

Como parte de mi trabajo escucho historias de cientos de familias con cantidad de necesidades. Al acercarse la época navideña comienza la búsqueda de los lugares donde recibir juguetes para sus hijos. Más de una historia me ha partido el corazón. Pero estos días con la mente desocupada me puse a divagar y de repente note que muchas de esas llamadas desaparecen por estos días. ¿A dónde está el desempleado, el que no puede pagar su casa, o no tiene para comer? Tristemente muchos de ellos en el centro comercial gastando lo que no tienen. Quisiera no generalizar porque lamentablemente si hay quien nada tiene. Pero no es a esos a los que me refiero en estas líneas.

Dice la canción se Serrat y Sabina que ” no es verdad que me dé nauseas la Navidad” y es cierto porque en esencia es una época bonita. Lo que si me da nauseas son los centros comerciales repletos de una cantidad de gente que realmente no posee lo que allí están dejando. La sociedad ha desvirtuado totalmente el significado de esta época. Nuestros niños tienen una idea totalmente distorsionada de lo que en realidad estamos celebrando. No me las doy de “religiosa” porque en realidad no lo soy. No sé si la historia de José, María y el Nino Dios es cierta pero con eso empezó esta tradición. Creyendo esa bonita historia crecí y hoy pensándolo bien prefiero aferrarme a ella.

Una tradición que surgió desde la humildad, la pobreza y el amor se ha convertido en una tradición frívola que gira en torno al consumismo. El que dude lo que digo que solo mire la locura del llamado “black friday”. ¿Qué pasa si no te pudiste comprar los zapatos de moda para estrenar en las fiestas? ¿Qué pasa si tu hijo no obtiene el último sistema de video juegos de la temporada? Ojala y no se te olvide que en algún lugar no muy lejano de ti una familia simplemente no tendrá comida para sentarse a la mesa. Que alguien estará en la calle pasando frio sin tener siquiera con que abrigarse.

Vivimos en un sistema donde nos han hecho creer que mientras más tenemos mejor estamos. Que mientras más gente a nuestro alrededor más populares somos. Así que la calidad de nuestra Navidad se ha empezado a definir en términos de cuantos regalos puedo dar y a cuanta fiesta nos invitan. Por eso mucha gente se deprime en estos días porque no “tienen” y porque están ” solos”.

Lo material aunque nos gusta es algo tan pasajero. Así que deténgase un momento y re-evalue que es realmente necesario en su vida. Busque métodos para simplificarse y no viva en función de complacer la opinión de los otros. No gaste lo que no tiene, en unos meses lo lamentara. Enséñele a sus hijos valores, foméntele su cultura y tradiciones. Pero sobre todas las cosas hábleles de humanidad, de compasión, a fin de cuentas todos anhelamos la paz. Al menos eso sonaba a todas voces después de lo ocurrido en Connecticut. Para aquellos que se sienten solos consideren servir de voluntarios en alguna organización. Allá afuera hay más de un ser humano que necesita de ti.

Jesús que es a quien realmente celebramos en esta fecha nos enseno mucho sobre la compasión y el amor al prójimo. Si un regalo quieres hacer hazlo en honor a sus enseñanzas. Que tengan una bonita y segura Navidad. Bendiciones para todos.

¿Qué nos pasó?

Por Yanira Martinez

“¿A dónde fue el amor?

Que desapareció…

¿Qué nos pasó?

Que ya olvidamos los abrazos,

Que no confiamos en la gente

Que la inocencia es la palabra más ausente…” Kany García

Muchas cosas han sucedido en las últimas semanas. Cosas que me han impactado y que me han hecho reflexionar sobre la fragilidad de la vida. No sé si porque ya me sentía susceptible por razones personales o porque la magnitud de lo que tenía ante mis ojos realmente me impactaba.

En mi caso todo comenzó con la noticia de la muerte de una famosa cantante en un terrible accidente aéreo. No solo ella, sino siete personas más. Siete familias a quienes les ha tocado no solo afrontar la pérdida de un ser querido. Les ha tocado en esta época del año, ya saben lo sensibles que nos hacemos en Navidad. Y les ha tocado procesar la manera tan trágica en que la vida les arrebato lo más querido. Veintidós segundos duro la caída de ese avión. Menos del tiempo que utilizo para calentar la leche de mi café. ¿Se imaginan? Así de fácil se nos puede ir la vida.

No podía ni he podido dejar de pensar en los niños que perdieron a su madre. En la hija cuya madre se fue llena de coraje con ella. Esta noticia me sacudió y me hizo pensar en lo importante que es vivir plenamente. En la importancia de demostrarle a nuestros seres queridos cuán importante son y cuanto les queremos. ¡A veces vivimos tan ocupados! ¡A veces somos tan orgullosos! ¡A veces somos tan indiferentes!

Aun no me reponía de todo ese manojo de emociones cuando de repente, la noticia que ha estremecido a una nación entera. Entre todas las cosas que pudiera haber esperado escuchar, aun con lo decepcionada que a veces puedo estar de la humanidad, no se encontraba esa aberración. ¿Que alguien entro a una escuela elemental y asesino a 20 niños? Eso no podía ser cierto. Y no es que no mueran niños todos los días. Con más frecuencia de lo que quisiéramos niños son masacrados en otros países olvidados del mundo. Esos no son menos importantes, solo que mueren en otro contexto.

Lo que en mi opinión nos ha impactado tanto es el que esta tragedia haya sucedido en un lugar que consideramos tan seguro. Ni en la peor de nuestras pesadillas hubiésemos imagino a un ser entrando a una escuela llena de niños inocentes e indefensos y abriendo fuego contra esos cuerpecitos frágiles. Por instinto y por regla general los niños son sagrados. Es por eso que no podemos entender y mucho menos aceptar lo que sucedió.

En esta ocasión se me destrozo el corazón porque cuando somos padres nos hacemos más sensibles a muchas cosas. Me duele el alma de pensar en esos padres a quienes les arrebataron a sus niños de una manera tan inesperada y tan violenta. No dejo de pedirle a Dios que los llene de fortaleza. No dejo de pedir para que a mí nunca me toque vivir algo como eso. Ese día abrace a mis hijos y los sentí como nunca antes. Ese día el desorden, los llantos, las noches de desvelo tomaron otro significado.

Mucho se ha dicho del ser que fue capaz de hacer semejante barbaridad. Me incluyo, yo fui una de las que de inmediato reacciono con coraje. Luego de conocer más detalles también me uno al dolor de esa otra familia porque también deben de estar sufriendo. No solo perdieron a dos seres queridos sino que les toca cargar el enorme peso de saber que uno de los suyos fue capaz de asesinar a su propia madre, y el resto ya lo sabemos.

¿Qué pudo motivar a un jovencito de apenas 20 años a actuar de una manera tan violenta, tan despiadada? Sin duda ha de haber sido un alma muy perturbada. ¿Que nos deja tan vacíos? ¿Que nos hace sentir tan acorralados?

No sé qué relación tengas con tu divinidad, con tu guía espiritual, pero aférrate a ella. Atravesamos tiempos difíciles y necesitamos algo en lo que creer porque si no nos hundiremos. Esta noche antes de dormirte agradece lo que tienes, a quien tienes y lo que eres capaz de hacer. Y la próxima vez que tu ser querido salga por esa puerta no dejes de abrazarlo y decirle cuanto le amas porque no sabes si esa será la última vez.

Vive en amor, no perdamos la sensibilidad. Aprendamos a perdonar porque es lo único que nos puede dar libertad.

Feliz Dia de Accion de Gracias

Hoy es el día de demostrar cuan agradecidos estamos de las bendiciones que Dios nos ha permitido disfrutar. Aun cuando deberíamos mostrar esa actitud de gratitud todos los días, creo que la mejor manera de demonstrar nuestra gratitud por las bendiciones recibidas es compartir esas bendiciones.

Te reto a que te preguntes hoy, ¿A quien puedes ayudar aunque sea de la manera más simple? ¿A quien puedes servirle de bendición?

Si lees libros en inglés, puedes ayuda a los damnificados del Huracán Sandy. El 50% de las ganancias de mis libros “Growth Lessons” y “The Road Home” entre hoy y mañana serán donados a la Cruz Roja. ¡Únete!

¡Qué Dios te bendiga!

Growth Lessons & The Road Home

book2 TheRoadHomeFinal (2)

Ofensas: La razon detras de la ofensa

La biblia es bien específica desde el principio en cuanto a cual es la forma en que Dios nos llama a reaccionar cuando nos sentimos ofendidos. En Génesis 50:17 José recibe el mensaje de su padre diciéndole, ““Por favor, te pido que perdones la maldad y pecado de tus hermanos, que tan mal te trataron.” Por eso te rogamos que perdones nuestra maldad, pues somos siervos del Dios de tu padre.” La palabra dice que José lloro al escuchar esto y yo no lo culpo. ¿Recuerdan quien es José? José fue el hombre a quienes sus hermanos lo vendieron como esclavo para salir de él. Ciertamente tenia razones muy validas para sentirse ofendido.

La realidad es que las ofensas usualmente comienzan con nuestra reacción a un evento en el cual nos preguntamos, ¿quien eres tú para hacerme o decirme esto a mí? Tengo una pregunta diferente parra ti. Quien eres tú para juzgar a otros y las circunstancias que ellos están atravesando. Tú has recibido misericordia por parte de Dios. ¿No se supone que seas misericordioso (a) con otros? Leemos en Mateo 6:14 “Porque si ustedes perdonan a otros el mal que les han hecho, su Padre que está en el cielo los perdonará también a ustedes”

Miremos a los ejemplos con los que estábamos trabajando la vez anterior en la vida de Lucy. De hecho, si no has seguido la serie, le recomiendo que revise los artículos anteriores para que comprenda mejor de lo que estamos hablando.

Talentos

clip_image002Descubrir cuales son nuestros talentos puede ser difícil. Dios nos dio muchas habilidades para sus propósitos, pero a través de nuestra vida a veces nos interesamos en diferentes cosas que no son necesariamente lo que el Señor tiene en mente para nosotros.

Lucy estaba en total negación. Ella no tenía talento para cantar y se lo dijeron con mucho amor. Ella se sintió ofendida porque se sintió dolida en su autoimagen. Era aparente que Dios la había bendecido con el don de la oración, pero ella quería cantar por su necesidad de obtener la atención de otros.

Reconocimiento

Nunca he entendido porque las personas se sienten ofendidas cuando alguien les pasa por el lado sin hablarles. La realidad es que nunca sabes que esta en la mente de esa persona o si quiera si te vieron. Personalmente yo vivo con miles ideas en la cabeza y hay veces que no escucho ni cuando llaman mi nombre. No lo hago a propósito.

Entiende que no eres el centro del universo y que tus atenciones tienen que venir de Cristo y no de los demás. Lee en Lucas. Entonces algunos de los que ahora son los últimos serán los primeros, y algunos que ahora son los primeros serán los últimos.

Territorio

Si miramos la historia de Lucy, en este caso su sentido de ofensa vino porque se sintió amenazada de su posición en el grupo por los talentos de otra persona. Esto sucede mucho en las diferentes áreas de ministerio y en el área laboral. Nos volvemos súper protectores de las cosas que hacemos porque entendemos que nos pertenecen, y eso es un error.  Especialmente cuando se trata de situaciones de ministerio debemos recordar que las labores no tienen nada que ver con nosotros sino con el servicio al Señor y que el trabajo este hecho, no importa quien lo haga. No debemos olvidar que parte de la razón por la cual fuimos creados en comunidad es para complementarnos en nuestros talentos y destrezas. “El cuerpo humano, aunque está formado por muchos miembros, es un solo cuerpo. Así también Cristo.” 1 Corintios 12:12

Estar Listo

He aprendido que Dios sabe mejor que yo cuando estoy lista para servir en cualquier capacidad; ya sea profesional o de ministerio. La vida es una jornada que nos permite estar en diferentes lugares en diferentes momentos de nuestra vida, asimismo las funciones que debemos ejercer en cada uno. A veces creemos estar listos para el próximo paso y la realidad es que el Señor nos detiene porque aun nos quedan áreas de progreso. No es fácil sentir que estamos listos para hacer mas y sentir que no nos movemos, pero debemos estar susceptibles al espíritu y reconocer que Dios sabe mejor que nosotros cual es el tiempo adecuado para cada cosa.

En su afán de liderazgo, Lucy no escucho la oportunidad que se le estaba presentando. Le dijeron que querían adiestrarla para el próximo paso, no que no tenía las cualificaciones. A veces queremos las cosas de manera instantánea y no vemos que hay veces donde el orgullo se interpone y en vez de aceptar que necesitamos ayuda o entrenamiento, vemos la evaluación objetiva de otros como una afrenta.

Exclusión

Otra de las lecciones de vida que he tenido es que estamos con quien se supone que estemos en el momento en el que estamos. Claro, esto es cierto si estamos siguiendo el plan de Dios para nuestra vida. ¿Que quiero decir? Lucy se sintió excluida y ofendida porque su amiga decidió compartir tiempo con otra persona. Cada persona tiene el derecho de expandir su círculo de personas con quien comparte.

Acusaciones

Ser acusado por algo que no hemos hecho puede ser irritante, pero si sabemos que no somos culpables, para que perder la paz. Digamos la verdad y dejémosle los resultados a Dios. Nuestra función es simplemente decir la verdad y dejarle los resultados a Dios. He sido testigo de esta dinámica especialmente en situaciones de pareja. Una pregunta promueve la otra y cuando menos te lo esperas comienza a la discusión. ¿Porque Lucy se sintió tan ofendida? Lo primero que la ofendió fue la confrontación con una verdad dolorosa. Ella había mentido en el pasado por lo tanto habían razones para dudar su veracidad. Lucy tenía que reconocer que la confianza es frágil y que le iba a tomar a su esposo algo de tiempo en confiar en la palabra de ella. Yo creo que la otra razón por la cual ella exploto en coraje fue su propio egoísmo. Ella pensó que su mejor defensa fue señalar que ella trabajaba y ganaba dinero por lo tanto tenia derecho a gastarlo. Aunque la premisa en cierto modo es cierta, en un matrimonio no debe haber división de ingresos. El concepto de convertirse en una sola carne aplica a todas las áreas de la vida de la pareja. Con esto no quiero decir que una parte de la pareja tiene que llamar a la otra para comprarse un helado, pero si van a realizar un gasto que requiere una cantidad mayor de dinero y no es el pago de una cuenta regular, debe ser consultado en pareja.

Corrección

El problema mayor que Lucy confronto en esta situación es que su sobrino era un adolescente. Esto le dio a entender que como ella es un adulto, el joven no entiende los comportamientos de los adultos. La realidad es que todos podemos aprender de otros independientemente del genero, la edad, nivel socioeconómico o nivel educativo. La palabra nos lo siguiente… Nosotros pensamos de esta manera. “Y dirás: « ¡Cómo pude despreciar la corrección! ¡Cómo pude rechazar las reprensiones!” Proverbios 12:1 Y Dios nos dice “Amar la disciplina es amar el saber; odiar la reprensión es ser ignorante “Proverbios 12:1

Expectativas

Yo creo que la mayoría de nuestros problemas viven en nuestra cabeza (por lo menos eso es cierto para mi) Con esto quiero decir que la mayoría de nuestros problemas nacen de la manera en que percibimos nuestros alrededores y en la manera en que reaccionamos a nuestro ambiente. Visualizamos algo y cuando la visión no compara con nuestra realidad de vida nos frustramos. Debemos recordar que lo que es importante para nosotros no es necesariamente importante para otros. No es justo tener expectativas de otros, especialmente si no hemos verbalizado lo que esperamos.

En nuestro próximo blog hablaremos de como estudiar nuestros corazones para entender como toda esta información nos compete.

Hasta entonces, mil bendiciones.

Ofensas: Situaciones en las cuales nos sentimos ofendidos

Tengo que admitir que me divertí muchísimo creando esta parte de la serie. Si cualquiera de estos ejemplos les llega al corazón, no culpen al mensajero sino al originador del mensaje. Algunos de estos ejemplos van a ser obvios. Estoy segura de que existen otros ejemplos de situaciones ofensivas, con esto quiero decir que no quiero que se enfoquen en los detalles del ejemplo sino en el concepto general a través de estas historias divertidas.

Talento

Lucy siempre ha querido ser cantante. Desde que era una niña, cantaba frente al espejo con un cepillo en la mano. Ella disfruta mucho la atención que recibe en el escenario. Al momento ella es parte del ministerio de oración.  Muchos de los miembros de la iglesia vienen a ella pidiéndoles que ella ore por sus situaciones. El comentario es que ella ora como los ángeles. El pastor de la iglesia le ofreció que dirigiera el ministerio de oración, pero ella rechazó la oferta por que ella está segura que su llamado es como participante del ministerio de alabanza.

Lucy había decidido que este año iría al proceso de audiciones para el ministerio de alabanza. Cuando comenzó a cantar, ella no pudo evitar ver las expresiones de disgusto en las personas que estaban en el salón. El líder del ministerio de alabanza se acercó a Lucy en privado luego de la audición y le dijo “Lucy, tu eres una gran persona y Dios te utiliza de muchas maneras pero no creo que este sea el lugar que él tiene designado para ti.”

Lucy salió corriendo del escenario y lloró todo el camino a su casa. En su mente se preguntaba, “¿Como es posible que él no vea mi talento? Estoy segura que no me aceptó en el ministerio de alabanza porque le esta guardando el lugar a su amiga Juanita. Juanita no tiene talento y yo sé que nací para cantar.”

Reconocimiento

Lucy estaba sentada en el vestíbulo de la iglesia leyendo un libro. Ella levanto la vista y vio al Pastor Fernández caminando hacia donde ella estaba. Su mirada parecía algo perdida. En su mente Lucy piensa que esta es la oportunidad perfecta para hablarle a él sobre la nueva idea que ella tiene acerca de un estudio bíblico. Mientras ella espera que él se detenga a hablarle, el sigue caminando y le pasa por el lado sin decir una palabra. Lucy se sintió ignorada y se pregunta, “¿Porque él no se pudo detener ni siquiera un momento y al menos saludar?”

Territorio

Una de las cosas que Lucy disfruta de su trabajo es su grupo de oración de la oficina. Ella inició el grupo en cuanto fue contratada. Era su manera de traer Jesús a la oficina. El mes pasado contrataron a una recepcionista nueva, Susana. Tan pronto Lucy se entero de que Susana era cristiana decidió invitarla al grupo de oración.

Susana es maestra de estudios bíblicos en su iglesia y ofreció traer algunos de los estudios bíblicos que ella utiliza para el grupo. Los otros miembros del grupo estaban ansiosos de ver los materiales nuevos que Susana había traído. Lucy trabajo con el grupo con los nuevos materiales y fingió estar contenta, pero en realidad estaba muy molesta. En su mente pensaba, “¿Quien se cree ella que es? Acaba de llegar y ya esta tratando de quitarme mi grupo de oración.”

Preparacion

Lucy trabaja como contable. En los últimos anos ella ha estado trabajando arduamente en proyectos adicionales que la ayudarían a avanzar su carrera.  Su jefe le dijo que discutirían suevaluación anual en la reunión semanal esa tarde. Ella esperaba su evaluación con anticipación porque estaba segura de que le darían la promoción para el puesto de supervisora que estaba vacante.

Ella entro a la oficina de su jefe sintiéndose confiada.  En la reunión su jefe le dice, “Lucy te he estado observando y has hecho un trabajo fenomenal este ano. Has tomado responsabilidades adicionales lo cual demuestra tu gran iniciativa. Pienso que serás una gran supervisora en el futuro. Creo que este ano tu foco fue en aprender tu trabajo eficientemente, este ano podemos expandir tu conocimiento dándote la oportunidad de participar  en algunos cursos gerenciales. Esto te dará la oportunidad de aprender las leyes relacionadas a recursos humanos, como resolver situaciones con empleados, como delegar de manera efectiva y te dará todas las herramientas para ser una gran supervisora o gerente.”

Lucy fingió una sonrisa, en su mente ella escuchaba las palabras “algún día” y “en el futuro” Se preguntaba, porque algún día y no ahora. Yo se el trabajo mejor que nadie. Porque me quiere enviar a tomar clases para convertirme en una buena gerente. Sera que el ano cree que tengo las destrezas necesarias para ser una buena gerente y que hare un buen trabajo.

Lucy sintió que el corazón se le rompía y se ofendió por las palabras de su jefe.

Exclusión

Raquel es la mejor amiga de Lucy. Cada tarde las damas salen a caminar y terminan el día tomando una taza de café en una cafetería cercana, hablaban por un rato y luego regresaban a su hogar.

Una tarde, Raquel le dijo a Lucy que tenia otro compromiso y que no podría ir a su caminata diaria. Lucy decidió ir sola y cuando llego a la cafetería vio a Raquel tomando café con Margarita, otra vecina de ellas. Lucy se sintió dolida, Margarita era también su amiga. ¿Por qué no fue ella invitada junto con Raquel? ¿Por qué Raquel no le dijo a Lucy que iba a tomar café con Margarita? ¿Será que Raquel prefería la compañía de Margarita a la de ella?

Acusaciones

Lucy esta casada con Oscar. Esta tarde cuando Lucy llego de trabajar, encontró a su esposo sentado en la mesa del comedor balanceando la chequera. Tan pronto ella entro por la puerta él le pregunto, “Amor, ¿has realizado algún gasto mayor esta semana? Estoy balanceando la chequera y algo no me cuadra, nos falta una considerable cantidad de dinero.”

Lucy le respondió de manera defensiva, “No, no he comprado nada esta semana”

Oscar insistió, “Amor, ¿estas segura? Mira que tú a veces compras cosas sin decirme y se te olvida anotarlas.

Lucy se irrito con el comentario y le respondió. “Te digo que no he comprado nada”

Oscar siguió trabajando con las cuentas y algunos minutos mas tarde intento una vez más. “Amor, perdona que insista, pero por favor mira ver si recuerdas alguna compra. No me voy a enojar, pero es que la diferencia de dinero es grande y quiero saber antes de que llame al banco para que nos auditen.”

Lucy perdió su compostura, “¿Me estas llamando mentirosa? ¡Ya te dije que no he comprado nada! Y porque dices que tengo un historial de esconder cosas cuando las compro. Eso solo sucedió una vez…bueno dos. Porque estas juzgando mis gastos, yo trabajo al igual que tu y tengo derecho a disfrutar los beneficios de mis ingresos. Tu no eres mi padre y no tienes derecho a controlar lo que hago y cada centavo que gasto. ”

Corrección

Mateo, el sobrino adolescente de Lucy vino de visita. Estaba el joven estaba mirando la televisión cuando escucho a Lucy en el teléfono hablando con la compañía del cable. Aparentemente había un problema con la factura. Lucy estaba muy enojada y estaba insultando a la persona al otro lado de la llamada. Cuando la llamada termino, Mateo se levanto del sofá y le dijo a su tía, “Titi Lucy, yo no creo que debiste haberle hablado así a la persona con quien estabas hablando. Esa persona te estaba tratando de ayudar y el o ella no fueron los que cometieron el error en tu factura.

Lucy, quien ya estaba molesta se desquito con su sobrino. Quien te crees tu para decirme que hacer. Cuando tengas un trabajo y responsabilidades quizás puedas entender otras cosas. Espera que le diga a tu madre que tuviste la osadía de contestarme de esta manera.

Expectativas

Esta tarde era el aniversario del primer beso de Lucy y Oscar.  Oscar usualmente era diligente recordando fechas importantes y celebrar momentos significativos. En los dos anos de casados que ellos tenían, Lucy nunca había mencionado esta fecha como significativa. En esta ocasión particular estaba lloviendo, igual que el día de su primer beso. Lucy estaba segura que Oscar lo recordaría y haría algo especial por ella.

Luego de cenar se abrazaron en el sofá a ver una película. Lucy estaba segura que el ambiente le recordaría el evento, pero no fue así. Finalmente ella decidió preguntarle por la fecha. El no tenia idea de lo que ella estaba hablando. Ella finalmente revelo lo que deseaba. Oscar le dijo felicidades, le dio un dulce  beso en los labios y continúo viendo el televisor. Lucy se sintió ofendida de que él no le diera la importancia que ella le dio

La realidad es que podría escribir un libro solo con ejemplos de situaciones que algunos individuos encuentran ofensivas. En mi opinión, la prueba de que las ofensas se tratan mas acerca de la percepción del ofendido que de las acciones del ofensor, es que podemos pasar por la mismas experiencias con un extraño o escuchar la historia a través de otro no reaccionaríamos de la misma manera. Mientras más cercana es nuestra relación con la persona que nos ofende, mayor es nuestra percepción a cerca de la magnitud de la ofensa.

Aunque en los ejemplos revisados parezca que Lucy siempre tiene la culpa, la realidad es que no es nuestra culpa cuando alguien ha tenido un mal día y nos tratan de manera inadecuada o cuando abusan de nuestra generosidad.

La próxima ocasión discutiremos como lidiar con las diferentes ocasiones ofensivas  veremos porque Lucy se sintió ofendida en esos escenarios.

Mil bendiciones

Ofensas: La verdad detras de la ofensa

No siempre, pero en la mayoría de los casos cuando una persona se siente ofendida es un síntoma de orgullo o negación. Podemos leer en Proverbios 18:19 que “El hermano ofendido es más difícil de ganarque una ciudad fortificada, Y los pleitos son como cerrojos de fortaleza.” Si vemos la situación que nos ofende en perspectiva veremos que en realidad se trata más acerca de una inseguridad o complejo interno, que con la situación o la persona que nos ofende.

Cuando nos enfrentamos a una situación ofensiva tenemos que hacernos las siguientes preguntas: ¿Porque esta situación me ofende? y ¿Que quiere Dios mostrarme a través de esta situación? Te parecerá extraño pero hay mucho que podemos aprender de las situaciones que nos ofenden. A veces en nuestras mentes egoístas olvidamos que en realidad no somos iguales; que cada persona es diferente con diferentes personalidades, experiencias de vida y experiencias. Cuando alguien nos dice algo que hiere nuestros sentimientos debemos realizar que es exactamente eso… la manera en que nosotros nos sentimos acerca de una persona o situación.

Cierto, hay gente que se podrían beneficiar aprendiendo a comunicarse mejor, ya que no es solo el mensaje el que puede ser ofensivo sino también la manera en que se comunica el mismo. Sentirse ofendido es un acto de egoísmo. ¿Por qué digo eso? Porque sentirse ofendido es solo acerca de tus sentimientos y de ti mismo, no tiene nada que ver con tu crecimiento ni el de la otra persona. Sé que te sorprendió leer eso. La primera vez que escuche eso yo también me sorprendí, pero luego de pensarlo un poco me di cuenta que era verdad.

Las ofensas tienden a revelar nuestras inseguridades, complejos, dificultades, pecados, miedoal rechazo, sentimientos de insuficiencia y de inferioridad. Por el otro lado también pueden provocar orgullo, complejo de superioridad, negación y falta de perdón. Otra vez, es solo acerca de lo que esta sucediendo dentro de nosotros más que de lo que nos hicieron.

La próxima vez voy a utilizar un personaje de ficción para ejemplificar algunas situaciones donde nos ofendemos. Llame a este personaje ficticio, Lucy. Si te sientes ofendida porque utilicé tu nombre, quiero que sepas que fue pura casualidad y que esta serie es definitivamente para ti…

Mil bendiciones

Misericordia: Dar lo que recibimos

 

clip_image001Todos conocemos lo que Jesucristo dijo que eran nuestros mandamientos primarios.; primero que nada amar a Dios con todo nuestro corazón y amar al prójimo como a nosotros mismos. Una de las cosas que he descubierto en mi jornada personal es que no debo de juzgar a otros por las cosas que hacen. Debo reconocer que aun luego de que Dios ha cambiado mi vida a través de la salvación y de rendir mi vida a su voluntad, yo no soy perfecta. Es importante que entendamos que este principio de amar al prójimo nos enseña que hagamos por otros lo que se ha hecho por nosotros también.

Si miramos a lo que dice la palabra de Dios vemos varias escrituras donde Dios nos dice que para recibir misericordia nosotros debemos ser misericordiosos. Veamos dos ejemplos de esto.

§ Zacarías 7:9 “Así ha dicho el Señor de los ejércitos: ‘Juicio verdadero juzguen, y misericordia y compasión practiquen cada uno con su hermano”

§ Mateo 5:7 : “Bienaventurados los misericordiosos, pues ellos recibirán misericordia”

Creo que la mejor manera de ilustrar este punto es leer la palabra de los dos deudores en Mateo 18: 23-25

“Por eso, el reino de los cielos puede compararse a cierto rey que quiso ajustar cuentas con sus siervos. Al comenzar a ajustarlas, le fue presentado uno que le debía 10,000 talentos (216 toneladas de plata). Pero no teniendo él con qué pagar, su señor ordenó que lo vendieran, junto con su mujer e hijos y todo cuanto poseía, y asípagara la deuda. Entonces el siervo cayó postrado ante él, diciendo: ‘Tenga paciencia conmigo y todo se lo pagaré.’ Y el señor de aquel siervo tuvo compasión, lo soltó y le perdonó la deuda.

Pero al salir aquel siervo, encontró a uno de sus consiervos que le debía 100 denarios (salario de 100 días), y echándole mano, lo ahogaba, diciendo: ‘Paga lo que debes.’ Entonces su consiervo, cayendo a sus pies, le suplicaba: ‘Ten paciencia conmigo y te pagaré.’ Sin embargo, él no quiso, sino que fue y lo echó en la cárcel hasta que pagara lo que debía.

Así que cuando sus consiervos vieron lo que había pasado, se entristecieron mucho, y fueron y contaron a su señor todo lo que había sucedido. Entonces, llamando al siervo, su señor le dijo: ‘Siervo malvado, te perdoné toda aquella deuda porque me suplicaste. ‘¿No deberías tú también haberte compadecido de tu consiervo, así como yo me compadecí de ti?’ Y enfurecido su señor, lo entregó a los verdugos hasta que pagara todo lo que le debía. Así también Mi Padre celestial hará con ustedes, si no perdonan de corazón cada uno a su hermano.”

Seamos honestos con nosotros mismos, y cuantas veces hemos hecho lo mismo. Hemos sido perdonados por nuestros errores, pero nosotros no perdonamos a otros aun cuando ellos están arrepentidos de sus errores. Nuestro orgullo interfiere tal y como le paso al segundo siervo. Pensamos que merecemos misericordia o rogamos que nos provean misericordia, ¿por qué entonces se nos hace tan difícil darla a los demás? Si Dios nos ha liberado de las cadenas de la condenación, ¿porque insistimos en mantener prisioneros? La misericordia y el perdón serán la liberación de más de uno; del ofensor y del ofendido.

Disfruta el poder regalar misericordia a todos los que te rodean y vive en el gozo de recibir la misericordia de Dios.

¡Que Dios te bendiga!

 

Misericordia: Busca la presencia de Dios

Para obtener misericordia tenemos que someter nuestras vidas a la voluntad de Dios. Si nuestras vidas no están sometidas a la voluntad de Dios, nos exponemos a ataques y situaciones bien peligrosas. Dios nunca nos deja solos, pero cuando estamos en pecado, somos nosotros quienes nos alejamos de Dios. Sabemos que estamos alejados porque sentimos un vacío interior. La manera de reconectarnos con el Señor y poder sentir su misericordia es buscando su presencia.

clip_image002Tenemos que ser honestos con el Señor acerca de nuestro arrepentimiento y nuestras intenciones de cambiar nuestro estilo de vida. De nada sirve mentirle, el conoce nuestro corazón. La palabra nos dice en Hebreos 4:16 “Acerquémonos, pues, con confianza al trono de nuestro Dios amoroso, para que él tenga misericordia de nosotros y en su bondad nos ayude en la hora de necesidad.” Clamemos al Señor, él siempre nos escucha. La escritura nos dice que nos acerquemos al trono con confianza. Esto nos debe llenar de alegría pues el Señor nos recibirá con los brazos abiertos. Él nos dará la fortaleza para superar nuestras debilidades.

De la misma manera es comprensible que cuando hemos errado no sentimos el valor para acercarnos a Dios, pero es necesario hacerlo para recibir su perdón y misericordia. Cuando nos sentimos débiles ir a la presencia de Dios es el lugar más seguro donde podemos estar. Todos hemos experimentado esos sentimientos en algún momento en nuestra vida. Veamos lo que el salmista David “En mi inquietud llegué a pensar que me habías echado de tu presencia; pero cuando te pedí ayuda, tú escuchaste mis gritos.” Salmos 31:22. ¿Reconoces ese sentimiento? Lee esta escritura también. “No obstante, Señor y Dios mío, atiende mi ruego y mi súplica; escucha el clamor y la oración que este siervo tuyo te dirige hoy.” 1 Reyes 8:28 Mientras estamos luchando por salir adelante hay veces donde sentimos que Dios no nos escucha, pero esa no es la realidad.

Existen muchas maneras de entrar en la presencia de Dios: a través de la oración, meditación,clip_image004el estudio de la palabra de Dios, escuchar alguna predicación y la alabanza. Una vida espiritual balanceada debe incluir todos estos aspectos. Personalmente yo prefiero la alabanza cuando necesito entrar en la presencia de Dios. Al mismo tiempo he aprendido a apreciar los otros aspectos y maneras de conectar con Dios.

Bueno, les agradezco su atención en este tema y prepárense que estamos casi al final de esta serie que será titulada: Dar lo que recibes.

Hasta la semana próxima.

Mil bendiciones.

Misericordia: Alejate del pecado

Esta semana quiero que comencemos estudiando esta escritura en Deuteronomio 13:17 “No se queden ustedes con nada de lo que haya sido destinado a la destrucción, y el Señor nunca se enojará contra ustedes; al contrario, tendrá compasión de ustedes y los hará crecer en número, tal como lo prometió a los antepasados de ustedes,”

En esta escritura vemos a Moisés explicándole a los egipcios que es importante que Dios sea primero en sus vidas y la que también deben alejarse de las cosas que Dios detesta. Esta es una de las reglas para obtener la misericordia de Dios, tenemos que alejarnos de las ocasiones de pecado. Una vez hemos identificado cual es nuestro pecado, Dios nos promete su perdón, su compasión y hasta prosperar nuestras vidas, pero nosotros tenemos que rechazar el pecado y separarnos del mismo.

La oscuridad y la luz no pueden convivir. Cuando vivimos en pecado estamos viviendo en laoscuridad. Una vez buscamos liberación y misericordia estamos asimismo buscando la luz, entonces tenemos que rechazar y alejarnos de esas cosas que nos arrastran a la oscuridad.

Tenemos que evaluar nuestros errores y rezar que Dios nos revele nuestros patrones destructivos, de esa manera podremos ver el camino que usualmente tomamos que lentamente nos lleva nuevamente a errar. Una vez tengamos ese conocimiento debemos tener el deseo de eliminar esas cosas en nuestra vida que nos hacen caer. Ten presente que los elementos de provocación son diferentes para cada persona. Permite que el Espíritu Santo te revele aquellas cosas que te afectan a ti. Él te ayudara a rechazar esas que te afectan, pero tienes que rendirte a los pies de Jesucristo en tus momentos de necesidad y tentación.

Como dije la semana pasada es por esto importante tener alguien que te ayude durante el proceso. Es importante tener un buen mentor que te de aliento y sugerencias apropiadas para tu situación.

Nos quedan dos partes en esta serie, así que espero que estos artículos te sirvan de beneficio en tu crecimiento espiritual y que regreses por más inspiración.

¡Que Dios te bendiga!

%d personas les gusta esto: